lunes, 13 de julio de 2009

El metabolismo léxico en El Salmón - Francisco Javier Pérez



Nada encanta más en el lenguaje que lo proscrito y nada más en la literatura que lo prohibido. En uno y otro caso, es la naturaleza humana la que dicta la intención.
Lengua y creación lingüística actuando para inclinar el verbo hacia las regiones de lo impúdico y lo soez, los paraísos de lo procaz y lo restrictivo y la negación de lo pudibundo y lo insolente.
El número cinco de El Salmón (Ex Libris, 2009) queda dedicado a la más sublime expresión poética criolla de lo "Vulgar". Entrega de colección, los mejores museos de nuestra expresión grosera la reclaman como hija superdotada de un decir no siempre reconocido por la vergüenza en reconocer lo que se sabe o practica en esta materia. El dossier viene alimentado por colaboraciones de Pedro María Patrizi ("Permita Dios que los rayos/ del culo se te relajen,/ que las patas se te rajen/ con el dolor de los callos;/ que sufras de mil desmayos,/ que padezcas de mareos,/ que despidas un venteo/ de arrogante fetidez/ y te cagues cada vez/ que quieras soltar un peo"), Néstor Caballero ("que untándose/ betún/ en su nudoso y escarapelado/ pene (o miembro)/ me sometió a congelantes/ ardores hasta que logró ulcerarme el recto"), Jesús Enrique Guédez ("lamen semen/ engrudado en la mano/ masturbada, oh placer"), Antonio Urdaneta ("irle metiendo el palo,/ sobarla, sobar a la perra,/ le gusta,/ hacerle lamer la paloma a sus becerras"), Pbro. Carlos Borges ("A tus hechizos, diablesa, culpa/ cuando mis dientes en crudo afán,/ tu gordo belfo de rica pulpa/ muerdan golosos, nieta de Can"), Iñaki de Errandonea, S.J. ("No hay santo tan español/ como San Blas de Logroño/ a quien botaron del cielo/ cuando largó el primer coño"), Josefóscar Ochoa ("Y es fama que aquel hombre de sotana/ le decía a la puta veterana/ que iba a coger, mostrándole en seguida/ lo mejor de sus partes genitales"), Caupolicán Ovalles ("El presidente vive gozando en su palacio"), Vicente Lecuna ("Que el olor de mi sexo se sienta en Caracas") y Alejandro Salas ("Cógeme con tu falda levantada, en la confusión").
Otras compañías: "Las metáforas del verbo erótico", de Luis Miguel Isava; "Quevedo en Mérida", de Arnaldo E. Valero; "El dios malogrado de Néstor Caballero", de Daniela Jaimes-Borges; "Velada de Varonas", de Néstor Caballero; "El alevín", de Enio Escauriza; "Josefóscar Ochoa, succionador de clítoris"; y las reseñas a Tambor, de Manuel Rodríguez-Cárdenas, por Santiago Acosta; a Cadáveres de circunstancias, de Ludovico Silva, por Juan Pablo Gómez; y de Alas fatales, de María Calcaño, por Willy McKey.
La revista, editada por Santiago y Willy, al cumplirse los 70 años del primer número de Viernes y los 100 en que Gómez anunciara ­en serio­ la "extinción del absolutismo" y el "restablecimiento de la democracia", hace notable contribución al léxico venezolano restringido. Documento lingüístico de incalculable mérito, se pasean por aquí las mejores voces sexuales y metabólicas de nuestra fabla tabú, rico español de Venezuela que la pudibundez de una lexicografía pacata prefiere no ver.
Nunca el léxico censurado tuvo más atractivo y fue mejor tratado por la literatura nacional. Mientras, los diccionarios defendían el purismo. Una nueva lección de El Salmón, que agradecemos.


Francisco Javier Pérez
Texto aparecido el 6 de julio de 2009 en el diario El Nacional (Escenas, p. 2)

2 comentarios:

Yoanna L. Colina T. dijo...

Hola chicos!! gracias a un evento realizado en la UNEFM el 16 y 17 de Julio tuve la oportunidad de conocerlos y de saber lo que hacen. Tambien gracias a la curiosidad busque su blog y me parece sencillamente fabuloso lo que hacen, ya que no buscan ser pioneros, como en muchos casos, sino rescatistas de esa tradición poética venezolana que muchos no conocen y que de repente siente curiosidad por saber más..
Lessy.

Matías Sorel, a.k.a. Fabián Buelvas dijo...

http://elbacablog.blogspot.com/
Para estar en contacto.